Espolones óseos síntomas, Diagnóstico, Tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de los espolones óseos?

Los espolones óseos pueden o no causar síntomas. Cuando lo hacen causan síntomas, los síntomas dependen de su ubicación. Los espolones óseos pueden estar asociada con dolor, entumecimiento, y la ternura si son irritantes tejidos adyacentes, tales como piel, las almohadillas de grasa, los nervios, o tendones.

Espolones del talón causar dolor en el pie locales, ternura, y algunas veces hinchazón. Esto puede conducir a la dificultad para caminar debido a dolor en la parte inferior del pie con soporte de peso. A veces hay inflamación acompañante de toda la parte inferior del pie (La fascitis plantar) cuando el espolón del talón se produce en la parte inferior del hueso del talón. De vez en cuando, espolones óseos en esta ubicación son un resultado de la artritis inflamatoria, tal como artritis reactiva, La espondilitis anquilosante, o hiperostosis esquelética difusa idiopática (DISH o enfermedad de Forrestier).

Spurs en la columna vertebral puede comprimir los nervios adyacentes a causar entumecimiento, hormigueo, y dolor, así como debilidad en la zona del cuerpo inervada por el nervio afectado.

Algunos espolones no causan síntomas y se detecta incidentalmente por rayos X de las pruebas que se realizan por otras razones. Estos espolones pueden haberse formado debido a una lesión a los tejidos cercanos pasado, tales como los tendones, que la inflamación causada local del hueso, que conduce al desarrollo de la espuela de hueso.

¿Cómo se diagnostican los espolones óseos?

Los espolones óseos son detectados por un examen radiológico, tal como con las radiografías simples, imágenes por ultrasonido, Imagen de resonancia magnética, Tomografía computarizada, y mielogramas.

¿Cuál es el tratamiento para los espolones óseos?

Los espolones óseos son tratados sólo si están causando síntomas. El tratamiento inicial se dirige hacia la disminución de la inflamación y evitar la repetición de la lesión cuando sea posible. Aplicación de frío local puede ayudar cuando la ubicación de la espuela de hueso es accesible. Los medicamentos antiinflamatorios, administrados tanto por vía oral y por inyección local (Kenalog, Depomedrol, Celestone), se utilizan comúnmente, dependiendo de la localización del espolón. Locales medidas mecánicas, tales como aparatos ortopédicos, o las plantillas, locales y almohadillas espolón óseo puede ser considerado, dependiendo de la ubicación de la espuela de hueso. Los espolones óseos que están causando la irritación de los nervios y son resistentes a las medidas conservadoras pueden requerir intervenciones quirúrgicas para el tratamiento.